TAROT, CULTURA Y SENTIDO COMÚN

Noticias

Post Top Ad

Your Ad Spot

12 de diciembre de 2017

El Payaso y El Engendro || Relato.



Hay un tipo de persona depresiva y triste a la que tus palabras de aliento no ayudan en absoluto. De hecho, estas personas sienten rabia al oír tus palabras edulcoradas de salvación, ánimo y arcoíris llenos de colores. En ellos el mayor dolor es darse cuenta que tú no compartes su tristeza sino que tratas de tranquilizarles desde la acera resplandeciente de tu sabiduría aprendida en libros de Osho, en las Constelaciones Familiares que hiciste hace unos meses atrás o en las reuniones de té con tus colegas de la clase de Yoga. 

El engendro de tristeza y desolación que tienes frente a ti es mucho más astuto, intuye la liviandad de tus conocimientos, la superficialidad de tu sonrisa que desaparece cuando le das la limosna de cariño y te vas a casa a rezar o cantar mantras frente a tu altar lleno de pegatinas de la virgen, santo o gurú de turno y específico para el tipo de creencia que profesas. El engendro detecta tu actitud estúpidamente condescendiente y se traslada de su llorona autocompasión a la ira, transformando su discurso terrible y lamentable en un conjunto de frases irónicas destinadas a desnudarte y enfrentarte a tu vacías ganas de ayudar. Porque para él tú no eres más que un payaso hippie que repite palabras como un periquito, cientos de frases que no son tuyas y que aprendiste a unir unas con otras para construir ese gran imperio espiritual que dices tener por dentro y que te empuja a compartir en el muro de tus redes sociales fotos de flores, cielos estrellados y ángeles acompañados de increíbles pensamientos obvios.

Cuando la confrontación entre el doliente y tus ganas de ayudar se extinguen, descubres tu verdadero rostro oculto detrás de tu libros de autoayuda, tu filosofía espiritual, tus mantras y tus kines mayas. Descubres quién es realmente el engendro y quién el payaso.

Fotografía: Eolo PerfidoSerie Clownville.
Web fotógrafo AQUÍ.

Para leer más relatos y cuentos terapéuticos AQUÍ.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot